Nutrición y Dietética

Nutricion y dietetica

El Centro Medico cuenta con profesionales capacitados para detectar el origen del trastorno nutricional a partir del análisis de la ingesta, atendiendo indicadores *bioquímicos e *inmunológicos, como también a problemas de asimilación y posibles deficiencias orgánicas que puedan alterar el proceso digestivo; compara parámetros *antropométricos más usuales (peso, talla, perímetros, pliegues grasos, etc.) con los estándares apropiados y entregando aportes nutricionales adecuados a las características del individuo.

  • La prevención de la muerte prematura producto de enfermedades crónicas relacionadas con la dieta como enfermedades coronarias, diabetes, obesidad, hipertensión y cáncer, así como la preservación de las funciones físicas y mentales óptimas a lo largo de la vida.
  • El aumento de la obesidad y enfermedades crónicas y degenerativas, lo que se ha traducido en demanda de nutricionista – dietistas, en los más variados ámbitos de la sociedad, a fin de prevenir o tratar estas patologías.

En el Centro Medico Tequendama nos enfocamos en promover y apoyar estilos de vida saludable, en el hogar, en el trabajo y en la comunidad de forma integral y para el bienestar.  Esto contribuye con el desarrollo e implantación de actividades que: creen un ambiente saludable, provean educación acerca de la sana alimentación y, apoyen y promuevan oportunidades para actividades físicas.

La obesidad ha alcanzado niveles epidémicos en todo el mundo y es un factor que genera múltiples patologías como la Hipertensión Arterial, Diabetes Mellitus y problemas Osteoarticulares. Por esta razón ha sido declarada por la Organización Mundial de la Salud como el enemigo a vencer.

Riesgos de la Obesidad, Casi un tercio de todos los adultos son obesos. La obesidad aumenta a medida que la gente envejece. La obesidad generalmente está acompañada de otras patologías que generan altos costo para las EPS y para los pacientes desde el punto de vista económico, social, familiar y laboral. Recomendamos que el grupo que toma decisiones en torno a peso saludable, sobrepeso y prevención de obesidad sea uno diverso y que incluya profesionales de la salud especialistas en desórdenes alimentarios.

Dentro de los principales riesgos podemos encontrar:

  • Cardiovasculares: Se incrementa el riesgo de sufrir infartos e hipertensión Arterial.
  • Endocrinológicos: Diabetes tipo II, dislipidemias (aumento de los niveles de grasa en la sangre).
  • Tumorales: Mayor posibilidad de desarrollar cáncer de cuello uterino, ovarios, mama, colon, próstata y esófago.
  • Respiratorios: Fatiga, apnea del sueño (pausas en la actividad respiratoria durante el sueño), y mal dormir, con los consecuentes problemas de somnolencia diurna, irritabilidad y alteración de las funciones intelectuales.
  • Gastrointestinales: Reflujo Gastro-esofágico, hígado graso, cirrosis, cálculos en la vesícula, hernias abdominales y pancreatitis.
  • Osteoarticulares: Artritis, tendinitis y artrosis en miembros inferiores y espalda.
  • Psicológicos: Inseguridad, depresión, baja autoestima, ansiedad, discriminación, desajuste social.

El Servicio Integral para el Tratamiento de la Obesidad, se rige bajo nuestros valores institucionales: seguridad y confianza, honestidad y trabajo en equipo. Las entidades y los pacientes ganan en seguridad y costos porque se disminuyen las complicaciones y se incrementa la eficacia del resultado esperado.

Programa de Obesidad para niños

Evitar daños : Auto-estima. Los niños y jóvenes merecen ser tratados de forma segura y responsable de parte de sus familiares, Profesores, compañeros y profesionales de la salud. Recibir de otra persona mensajes denigrantes producto de la impresión del peso hace daño al bienestar y autoestima de la persona. Enseñarle a los niños que su cuerpo es uno apropiado porque lo cuida bien los refuerza a mantenerse saludables.

Evaluación. Pesar y medir a los niños de forma inapropiada puede estigmatizar y humillarles. Una evaluación apropiada se realiza bajo condiciones privadas, reconociendo las diferencias individuales en el ritmo de crecimiento, de tamaño corporal, y rechaza utilizar los datos para etiquetar a los niños.

Intervención. Existe un serio riesgo que los programas de intervención, incluso los de profesionales de la salud puedan causar daño mientras tratan de resultar positivos. Ésto es de particular preocupación entre los niños en crecimiento. Poner a los niños en dietas de reducción de peso es poco seguro y efectivo. El restringir la alimentación a los niños incluso a los niños en edad pre-escolar regularmente resulta en sobre-consumo. El intento de ayudar a los niños a reducir de peso resulta con regularidad en un fracaso provocando un ciclo de aumentar y bajar de peso lo cual por sí solo representa un riesgo. Aproximadamente cada uno de los desórdenes alimentarios comienza con una dieta para reducción de peso. La Depresión, malnutrición y daño ó muerte pueden ser también el producto de los tratamientos de alto riesgo como resultado de intervenciones inapropiadas. Además el exagerar los riesgos del sobre-peso y la obesidad pueden aumentar el temor, la vergüenza, el consumo desproporcionado, la discriminación social y el hostigamiento por peso, y esto no ayuda a promover cambios en el peso de las personas. Por el contrario, la prevención de la obesidad en niños se debe dirigir hacia cambios positivos en el estilo de vida para toda la familia, creando un ambiente donde el niño esté físicamente activo, donde él consuma alimentos e identifique cuando esta saciado y donde éste crezca según su peso.

Una meta para un ambiente afectivo. Un ambiente afectivo provee para todos los aspectos de crecimiento y desarrollo del niño tanto físico, mental como social. Este ambiente promueve la estima propia, la satisfacción con su cuerpo, y una imagen corporal positiva; cualidades que facilitan las conductas que promueven la salud. “Lo que cuenta es lo que está adentro”, puede ser una guía para dirigirse a los niños, de manera que el carácter, las aspiraciones, los talentos y las destrezas sean reconocidos y cultivados. Los jóvenes necesitan hoy herramientas para habilitarlos para combatir la cultura extrema enfocada en la apariencia física. Esto puede ser atendido a través de la literacia en los medios, incluyendo el análisis de las técnicas de mercadeo y de cómo los medios y la publicidad afectan la imagen corporal y la cultura.

Una meta para un consumo saludable. Solicitamos atención para identificar ¿qué y cómo los niños comen? Una buena nutrición se enfoca hacia las Guías Dietarias, considerando el tamaño de las porciones y la densidad energética además del consumo regular de los cinco (5) grupos de alimentos de la pirámide alimentaria. El patrón alimentario saludable incluye el consumo de una variedad de alimentos, teniendo un patrón de comidas regulares y meriendas, respondiendo a las señales del cuerpo para el hambre y la saciedad creando un ambiente positivo durante las comidas, y consumiendo comidas en familia cuando les sea posible. Una alimentación sana además significa tomar tiempo para relajarse, disfrutar los Alimentos y reconocer el momento de saciedad.

¡ Peso saludable puede ser definido como un peso natural que el cuerpo adopta dada una dieta saludable y niveles significativos de actividad física ¡